share on:

Desde la Coordinadora Estudiantil queremos denunciar públicamente que un alto cargo
de la Universidad de Extremadura, ha acosado en twitter al portavoz de la Coordinadora
Estudiantil, Hernán Álvarez, insultando y difamando, además de al propio colectivo y al
Consejo de Estudiantes.

Tras una larga investigación por parte de miembros de la Coordinadora, hemos
descubierto que la persona que se esconde tras estas dos cuentas no es ni más ni menos
que el director de la Oficina Universitaria de Cooperación y Acción Solidaria.
Este cargo a dedo por rectorado, Víctor López Ramos, exdecano de la facultad de
Formación del Profesorado en Cáceres, y marido de la vicerrectora de estudiantes,
empleo y movilidad -vicerrectorado del cual depende su cargo a dedo-, Rocío Yuste,
imparte clases en formación del profesorado, dando clase de una asignatura llamada
‘’Asesoramiento en situaciones de riesgo y conflicto’’. Además es el Coordinador de la
Unidad de Atención Psicológica de la facultad de Formación del Profesorado, en Cáceres.

No nos parece comprensible como un profesor de la universidad, alto cargo de esta y
persona de confianza del rector, profesor de educación social, que incluso ha sido la
persona elegida por rectorado para subir 6 videos al canal de Youtube de la Universidad
de Extremadura sobre cómo llevar el confinamiento, aconsejando entre otras cosas,
‘’mantener una actitud positiva’’, pueda crear cuentas anónimas en twitter con el
objetivo de insultar e intentar amedrentar a representantes estudiantiles que lo único
‘’malo’’ que han hecho ha sido defender a los estudiantes de la Universidad y criticar
constructivamente la gestión de la Universidad cuando lo han considerado necesario.

Todo esto es lamentable y gravísimo. Desde la Coordinadora Estudiantil exigimos al
acosador que elimina las cuentas, reflexione sobre lo que ha hecho y pida perdón
públicamente a todas las personas y colectivos atacados. Y exigimos al rector de la
UEx, Antonio Hidalgo García, y a la vicerrectora de Estudiantes, Rocío Yuste Tosina,
que condenen públicamente estos hechos y que remuevan de su cargo de director de
la oficina Universitaria de Cooperación y Acción Solidaria al acosador. Y exigimos a su
facultad, que le quite el puesto de Coordinador de la Unidad de Atención Psicológica.
Una persona así no debería dar docencia, mucho menos dar ayuda psicológica, pero
desde luego que no puede aguantar ni un minuto más en un cargo a dedo de
rectorado.

Somos y vamos a seguir siendo estudiantes críticos, y por muchas amenazas y ataques
de rectorado y sus profesores matones no vamos a parar de defender ni un segundo
los derechos de los estudiantes ni a dejar de criticar las cosas malas que hace nuestra
universidad.

Leave a Response